Carrara

Hay ciudades con que generan sinónimos cuando se mencionan. Carrara está indisolublemente asociada al mármol de exquisita calidad que desde hace milenios la he puesto en boca de todo el mundo.

Fachada del Duomo de Carrara
Fachada del Duomo de Carrara

Los artesanos que la trabajan, ya sean escultores, arquitectos o viajeros de todas las épocas que han podido conocerla, la denominan el oro blanco, y su explotación siempre ha ido ligada y pareja a las grandes obras de arte de la historia de la Humanidad, promovida de forma especial cuando los Malaspina  fundaron la Academia de las Bellas Artes en 1769.

Junto a la cercana ciudad de Massa da nombre a la provincia marítima del norte de la Toscana, bañada por el Mar de Liguria, con la región de la Versilia (provincia di Lucca) al sur, al este la Garfagnana, y al norte con La Spezia.

Fundada como colonia romana en el siglo I a.C., la urbe de Luni era ya el principal yacimiento de mármol de todo el Imperio, cuya piedra se extraía de sus canteras para ser transportada hasta el puerto. Sólo la caída de Roma ralentizó las excavaciones, reprendidas por los gobernantes de cada época, obispos, los Malaspina, los florentinos, luqueses, milaneses, los duques de Carrara, el ducado de Módena o Elisa Bonaparte, la hermana menor de Napoleón y duquesa de Toscana a principios del siglo XIX.

El topónimo parece proceder de “Cararia”, lugar de carros, relacionado con el continuo ajetreo del transporte de carros que portaban los bloques de mármol. Por ello el símbolo de la ciudad es la rueda, presente en la fachada de numerosos edificios de Carrara, como el enorme rosetón del Duomo, que reza “Fortitudo mea in rota”, “la Fuerza está en la rueda”.

Caminando por Carrara vemos nombres de calles de personajes luchadores, ejemplos de combatividad para una ciudadanía muy reivindicativa, y donde el anarquismo tuvo mucha fuerza en la clase trabajadora. Una de esas calles es la que homenajea a Sacco y Vanzetti, dos trabajadores anarquistas italianos emigrados a estados Unidos, ejecutados por un crimen que no cometieron.

Que ver en Carrara

El centro urbano se fue construyendo en torno a la Pieve di Andrea, una iglesia rural del siglo XII que fue reformada hasta convertirse en la actual catedral, y que junto al castillo y el Palazzo comunales (edificio de gobierno), estaba protegido por un recinto de murallas.

La remodelación urbanística que transformó la ciudad partió de Alberico I Cybo Malaspina en 1557, que amplio los límites de Carrara con una nueva muralla que incluyó a los pueblos de Caffaggio e Grazzano, convirtiéndolos en barrios.

En antiguo castillo del siglo XI ha representado siempre el logro de la autonomía política frente a los Obispos de Luni. Residencia de los Malaspina, en 1805 se instituyó la Academia de las Bellas Artes en sus estancias (que ya funcionaba desde 1.769). En el patio reposan insignes piezas como la edicola di fantiscritti, un relieve de época romana con las figuras de Júpiter, Hércules y Bacco, que permaneció en la cantera que lleva su nombre, visitado por ilustres visitantes como Miguel Angel, hasta que en 1.863 se llevó a la Academia de las Bellas Artes para preservarla. Verla no es fácil porque ha permanecido mucho años cerrado a la visita y hoy en día s e puede reservar para entrar al patio y ver el conjunto de piezas.

La catedral, como no podía ser de otra forma, es una obra de arte revestida de mármol y de estilo románico-gótico, construida en el siglo XI pero con modificaciones en el siglo XIII en la parte del ábside. La fachada de acabado pisano alterna mármoles blancos y grises, rematada con un gigantesco rosetón de gran belleza que ilumina el interior, donde el púlpito y otros elementos también son de mármol.

Museo Cívico del Mármol

En 1982 el ayuntamiento de Carrara puso en marcha la iniciativa para recoger y testimoniar la cultura del mármol en la provincia. Fruto de ello se fundó el museo que combina espacios interiores y al aire libre donde se expone de forma interdisciplinar, toda la riqueza artística, técnica e histórica del patrimonio local marmóreo. A través del recorrido podemos conocer la evolución de las técnicas de extracción, desde las rudimentarias, hasta las más novedosas a partir de hilos de diamante; o una muestra de la arqueología industrial que ha dejado huellas en todo el territorio. El museo está ubicado en el Viale XX Settembre, loc. Stadio,

Mapa de Carrara
Mapa de Carrara

Los dos eventos merecedores de atención son la Biennale de Escultura, con espacios adaptados a expertos y curiosos, que promueve el arte y oficio de escultores.  Por otro lado en agosto se celebra la Rievocazione Storica della Lizzatura, una evocación histórica que muestra en que consistía los métodos de transporte de los pesados bloques de mármol tirados por bueyes y que ruedan sobre maderas enjabonadas.

En los restaurantes de Carrara y los pueblos de alrededor degustaremos productos de la gastronomía local, siendo el lardo di colonnata (un pueblo de tradición minera enclavado entre canteras muy cerca de Carrara), un tocino de grasa de cerdo que se deja macerar en enormes cuencos de mármol, la joya local que por su fabricación también está ligada con el mármol.

Lardo de Colonnata, el "tocino de mármol"
Lardo de Colonnata, el “tocino de mármol”

Ruta y excursiones por el entorno de Carrara

Carrara tiene como telón de fondo los Alpes Apuanos, con el parque natural recorrido por la cadena montañosa apuana durante 60 kilómetros. Dentro del parque no hay que perderse el pueblo medieval de Casola in Lunigiana, el Museo del Territorio dell’Alta Valle Aulella; las grutas y termas de Equi Terme, el cañon del Solco d’Equi, o el pueblo de Colonnata a Carrara.

El paisaje de pueblos que rodean Carrara se puede dividir entre los que están vinculados a actividades agrícolas y de pastoreo; frente a los que han crecido ligados a la explotación de mármol, como Colonnata, Torano o Bedizzano, este último residencia de verano de Cybo Malaspina.

Pero las fotos más espectaculares salen de las canteras de mármol, una de las más ilustres la Cava dei Poeti, donde durante la Bienal de escultura de 2002 se cincelaron frases ilustres de poetas de todas las épocas. Otra que ya hemos anotado son las Cave dei Fantiscritti, canteras de mármol blanco donde estuvo durante 15 siglos el bajorrelieve romano, y que desde 1987 tiene en el museo de Historia de la elaboración del Mármol, un recinto gratuito para conocer más sobre su extracción.

Cómo llegar a Carrara

Al noroeste de la Toscana, en coche se puede alcanzar mediante las autopistas A12 y A15, mientras que los trenes llegan a la Stazione Carrara Avenza, y que conectan con los pueblos cercanos como Aulla, Villafranca, Pontremoli, Minucciano-Pieve-Casola, Tresana-Terrarossa, Filattiera, Fivizzano-Rometta-Soliera.

Como para el resto de poblaciones de la Toscana, los aeropuertos donde volar son el de Pisa (Galileo Galilei) y el de Florencia (Amerigo Vespucci).