Cortona

Cortona es un monumento histórico y arquitectónico ya que se trata de población de origen etrusco más antigua en Toscana. Sus grandiosas murallas debieron infligir respeto a los que miraban la ciudad enrocada en la colina de San Egidio, en la parte oriental del ValdiChiana, y tanto fue así que ni los hostigamientos de las ciudades de Arezzo y Siena consiguieron subyugarla en la Edad Media. Hoy en día es una pequeña ciudad de 23.000 habitantes, pero su casco antiguo está preservado y protegido.

Palazzo Comunale de Cortona
Palazzo Comunale de Cortona

Aquí se grabó una de las películas de la región toscana con mayor proyección y éxito, Bajo el Sol de Toscana, protagonizada por Diane Lane, y que sirvió para dar a conocer Cortona al público, contribuyendo a idealizar aún más la Toscana.

Visita a la ciudad

Los muros etruscos del siglo V a.C. fueron reforzados en el Medievo, periodo del que se conserva con gran éxito gran parte de la ciudad. Un paseo por las callejuelas empedradas nos conduce a la catedral, de estilo renacentista sangalliano.

Enfrente del Duomo el Museo Diocesano, antigua iglesia del Gesù custodia obras maestras de Pietro Lorenzetti, Luca Signorelli, del Beato Angelico, o del Sassetta, además de una colección importante de arte sacro.

En la Piazza della Reppublica el Palazzo Comunale, del siglo XIII, modificado varias veces pero que conserva su característica fachada almenada.

El Museo de la Academia Etrusca (MAEC), que encontramos dentro del Palazzo Casali -el edificio es del siglo XIII pero la fachada manierista es del XVI-, no lejos del Duomo, es el más importante de la ciudad. La falta de espacio provoca que se suceda de forma vertiginosa el arco temporal de las piezas, que cubren desde el antiguo Egipto hasta el futurismo. Algunas de las piezas más asombrantes proceden de excavaciones llevadas a cabo en la propia Cortona o alrededores. El Lampadario etrusco en bronce resulta espectacular si pensamos que es una obra del siglo V a.C., siguiendo una técnica conocida como cera persa, dibujando una medusa en el centro con múltiples figuras e iconos de ornamentación fantasiosa; o los denominados melones etruscos, unas tumbas con un tipo de bóveda que con mucha imaginación invita a pensar en la forma de un melón.

Palazzo Comunale de Cortona
Palazzo Comunale de Cortona

Cortona no necesita un mapa pese a que las callejuelas inviten a perderse. De esta forma podremos encontrar sin previo aviso edificios como el Palazzo Fierli-Petrella o la iglesia gótica de San Francisco, el Hospital de la Misericordia con su elegante pórtico renacesntista, o San Nicolò, graciosa iglesia.

Camino de la fortaleza de los Medici, conocido como Girifalco, vamos admirando el panorama que regala la altura de Cortona. En la subida los mosaicos de Gino Severini ilustran el Via Crucis, a la vez que somos conducidos a la anexa iglesia de Santa Margherita da Cortona, cuyo sarcófago de mármol decora la tumba de la santa.

Al norte de la ciudad, ya fuera de las murallas divisamos la iglesia de Santa Maria Nuova, un regalo para los ojos y objeto de muchas fotografías. También al norte se encuentra el parque arqueológico, con los restos de construcciones etruscas, especialmente tumbas.

Iglesia de Santa Maria Nuova
Iglesia de Santa Maria Nuova

Al sur, a 2,5 km, otra de las iglesias significativas, Santa Maria delle Grazie al Calcinaio (del arquitecto sienés Francesco di Giorgio Martini).

Qué ver, qué hacer en la ciudad animada y agradable de Cortona

Muchos cafés, heladerías y restaurantes se encuentran en el centro de Cortona lo que hace de la ciudad toscana un lugar tranquilo para descansar y disfrutar del verano italiano. Animada y agradable, Cortona vive sus mejores galas en agosto, momento en el que se celebra el Festival del Sole, un encuentro musical de primer orden que atrae a los amantes de la música clásica.

La ubicación de Cortona facilita que podamos hacer excursiones a Siena, Arezzo, Pienza, Montepulciano, o las termas de Chianchiano y Rapolano. Otros pueblos y lugares con atractivo en sus cercanías son Rocca Di Pierle, San Giovanni d’Asso y su museo de la trufa, Castiglione d’Orcia, Buonconvento, o Castiglione Fiorentino.

A 20 minutos al sur se encuentra el gran lago italiano de Trasimeno, una sorpresa en mitad de los Apeninos. El pueblo más importante, Castiglione del Lago está a 35 minutos. Un mar interior entre la Toscana y la Umbria.

La degustación de vinos y productos locales se puede combinar con la visita de monumentos o la ruta por la región.

Y un poco más lejos Perugia, otra ciudad encantadora.

Mapa de la ciudad de Cortona.
Mapa de la ciudad de Cortona.

Cómo llegar.

Por carretera la Autopista A1 nos permite llegar desde Florencia o Arezzo por el Norte, o desde Roma y Perugia por el sur. Siena está a una hora, Florencia a hora y veinte minutos y Arezzo a 40 minutos.

Existen autobuses que comunican Cortona con toda la región.

En tren también es posible ya que hay una estación en Camucia-Cortona, la ciudad situada en el valle. Andando se tarda una media hora desde la puerta Sur de Cortona.

Dónde dormir.

Dado el carácter turístico y residencial, Cortona cuenta con numerosos pequeños hoteles y B&B. No lejos agriturismos o castillos permiten alojarse en mitad de la naturaleza.