Naturaleza en Toscana

La Toscana se extiende de los Apeninos al mar Tirreno, por lo que la naturaleza presenta una diversidad de paisajes que fascinará a los viajeros: largas playas paradisíacas de arena fina, como la de Versilia, con sus acantilados y sus promontorios rocosos; las islas del archipiélago toscano, rodeadas de una rica vegetación mediterránea y bañadas por unas aguas cristalinas con ricos fondos submarinos, ideales para practicar submarinismo o snorkel; un paisaje de montañas en los Alpes Apuanos, con numerosas zonas naturales protegidas, como la Laguna de Orbetello o el Parque de la Maremma. Pero los paisajes típicos de la Toscana son las suaves colinas que recorren una tercera parte de su territorio.

Costa de la Maremma
Costa de la Maremma

Geografía de Toscana

Toscana tiene una superficie de 22.993 km2 y se sitúa entre la zona septentrional del mar Tirreno y los Apeninos centrales. La riqueza y diversidad de su paisaje es muy grande: está rodeada y la cruzan dos de las principales cadenas montañosas de Italia, y el paisaje más abundante de la región es ondulado, las típicas colinas convertidas en símbolo de la región. El paisaje toscano es sobre todo de colinas (un 66,5% del paisaje) y de montes (un 25,1% del paisaje). Las llanuras son escasas en la toscana (un 8,4 % del paisaje): sólo están las llanuras costeras, como la Versilia y la Maremma y las aluviales, como la llanura del Arno.

El monte más alto de la Toscana es el Montre Prado (2.054 m.), y también hay volcanes como el Monte Amiata (1738 m.). Los ríos principales son el Arno, el Serchio, el Ombrone y el Cecina. Y la Laguna de Ortobello es el lago más extenso de la región.

Por otra parte, la Toscana posee 633 km de costa, 397 km de continente y 230 km de islas. Los mares de la Toscana son el mar de Liguria y el mar Tirreno. Las islas del archipiélago toscano son: Giglio, Elba, Capraia, Montecristo, Gorgona, Pianosa y Giannutri.

Las reservas naturales ocupan un 10% del territorio toscano, unas 227 mil hectáreas. La región posee tres parques nacionales: el Parque Nacional del Archipiélago Toscano, el Parque nacional delle Foreste Casentinesi, Monte Falterona y Campigna y el Parque nacional de los Apeninos tosco-emilianos – estos dos últimos se sitúan entre Toscana y la región de Emilia-Romaña -.

El Valle de Chianti

El Valle de Chianti se encuentra en el corazón de la Provenza, entre las provincias de Florencia y Siena y es famoso internacionalmente por sus vinos y la tradición vinícola se remonta al siglo XIII. El paisaje del Valle de Chianti se compone de viñedos, colinas y pueblos encantadores. Por supuesto, en todas las localidades hay bodegas, por lo que su visita al Vale de Chianti puede ser una ocasión ideal para hacer la ruta de los vinos de Toscana. Podrán visitar preciosos pueblos medievales como Radda in Chianti, con su palacio y un castillo; Greve in Chianti, también con palacios y logias.; Gaiole in Chianti, rodeada de castillos; y Castellina in Chianti, cuya plaza está atravesada por la via delle Volte (medieval).

Valle de Orcia (Val d’Orcia)

Uno de los paisajes más bellos de la Toscana, el del Valle de Orcia, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Situado en la provincia de Siena, fue diseñado entre los siglos XIV y XV con la idea de crear un modelo de ordenación del suelo y un paisaje agradable a la vista de acuerdo con los ideales del Renacimiento. Las llanuras calcáreas con suaves colinas con fortificaciones en lo alto inspiraron las obras de muchos artistas renacentistas. Pueden hacer una ruta en coche o en bici para visitar los pueblos más importantes del Val d’Orcia, disfrutando al mismo tiempo del magnífico paisaje.

La Garfagnana: la “isla verde de Toscana”

El Valle de Garfagnana es conocido como la “isla verde de Toscana”, y los amantes de la naturaleza se entusiasmarán con la extensión y la belleza de este paisaje único de Toscana, diferente a las zonas llanas con colinas que podemos encontrar en el resto del territorio. Rodeado por los Alpes Apuanos y el Apenino Tosco Emiliano, Garfagnana es un lugar ideal para hacer trekking por las montañas, aventurarse en las grutas y cascadas, realizar excursiones a caballo, rutas en bicicleta para adentrarse en los bosques de castaños, llegar a impresionantes barrancos o a las terrazas cultivadas de “forro”, un cereal típico de la Garfagnana. Uno de los elementos peculiares del paisaje de la Garfagnana son los “doglioni”, conos de material volcánico que emergen del lecho del río. Un territorio que atrae a los adeptos al agroturismo.

Parque Nacional de los Apeninos Tosco-Emilianos

Los Apeninos recorren Italia de norte a sur, y en Toscana ofrecen al visitante bellísimos paisajes, interesantes rutas de senderismo, ríos, lagos, bosques, la posibilidad de practicar diferentes deportes de montaña,…Cualquier estación del año es buena para recorrer el Parque de los Apeninos: el invierno, una época ideal para hacer esquí; la primavera y el verano, para múltiples actividades al aire libre (escalada, expediciones espeleológicas, trekking, bicicleta, paseos a caballo,…); y en otoño, caminatas para disfrutar de un paisaje pintado con los colores de la estación.

La Maremma

La Maremma es igual a naturaleza, a bellísimos paisajes de campiña y playas de aguas cristalinas – consideradas las más limpias de Italia -. Coincide con la provincia de Grosseto y es conocida por la promoción del desarrollo sustentable y el respeto por el medio ambiente, lo cual se manifiesta en la creación de reservas naturales como el Parco Naturale Regionale della Maremma, que se encuentra entre las primeras zonas protegidas de Italia. También está el Parque Nacional del Archipiélago Toscano, con sus siete islas protegidas).

En la Maremma, por otra parte, los amantes del agroturismo podrán acercarse al terruño descubriendo los productores de vinos y aceites y alojándose en encantadoras casas rurales. Encontrarán el típico paisaje de Toscana de colinas entre el Valle del Ombrone y la Fiora. En la Maremma podrán practicar trekking, dar paseos en bici y a caballo recorriendo los lugares más bellos del territorio. Y de visita obligada, las playas de aguas transparentes de la costa de la Maremma, donde pueden disfrutar de un buen baño y de un momento de relax. En el Monte Argentario hay bahías en las que las aguas son tan transparentes que han conquistado a submarinistas del mundo entero, convirtiendo el lugar en un destino preferido para hacer submarinismo y snorkel. La Maremma también es zona de termas naturales, como la de Saturnia.

Islas de Toscana

Quedarán fascinados por la naturaleza salvaje del archipiélago toscano, con sus enormes playas de arena blanca y aguas transparentes, las magníficas calas y la riqueza del fondo marino. La mayoría son montañosas, con abruptos acantilados. Las siete islas del archipiélago de Toscana son auténticas joyas naturales protegidas gracias a la creación del Parque Nacional del Archipiélago Toscano. Las islas son las siguientes: Giglio, Elba, Capraia, Montecristo, Gorgona, Pianosa y Giannutri.

Visiten nuestra página de las islas de la Toscana

Litoral

La Toscana posee un extenso litoral rico y variado, que los viajeros aprecian por la  la belleza y extensión de sus playas y por las aguas cristalinas en la Costa de los Etruscos, el litoral pisano y la Riviera Apuana. Algunos lugares de la costa se han convertido en Parque Natural, como la Maremme, una extensión que protege una fauna y una flora muy ricas: conforma el Parque Natural dell’Uccellina. Por supuesto, no hay que olvidar el archipiélago toscano, con magníficas playas y calas paradisíacas.

En nuestra sección de Playas de Toscana les ofrecemos una información más amplia.

Rutas de senderismo en Toscana

La Toscana les ofrece una variedad de rutas de senderismo y excursiones que le permitirán descubrir las maravilla naturales de la región, así como su patrimonio monumental. Entre las rutas de senderismo más interesantes se encuentran las del Parque Nacional Apenino Tosco Emiliano, donde descubrirán un paisaje de montaña. Y junto al mar, en la costa de Liguria, el Parque Nacional de las “Cinco Tierras” (Cinque Terre), donde hay un sendero que une las “Cinco Tierras”.  En otras rutas de senderismo podrán disfrutar de las reservas naturales de Abetina Reale y la Reserva de Orichiella.

Para Turismotoscana, por María Calvo Santos.